Aires del Norte. El Patxarán

En A los cuatro Vientos nos gusta que sople el viento y nos esforzamos en ofrecer calidad sople el viento que sople.
Es normal que los aires de nuestro Norte estén presentes y y lo hacen ofreciendo  un patxarán de calidad. El patxaran Olañeta.

La Licorera Vasca sólo hace un tipo de patxarán: Olañeta. Es un patxarán 100% natural sin ningún tipo de colorante o conservante.

El patxarán se elabora con la endrina o ciruela silvestre. La endrina es un fruto del endrino, un arbusto silvestre, se recogen a final de verano y en otoño. La endrina tiende a ser violeta o negruzca. Su sabor es agrio, aunque según va madurando se vuelve mucho más dulce.

endrinas-300x257

Es tradición e en Pais Vasco y en Navarra hacer patxaran casero  macerando un puñado de endrinas en un litro de anís, se le añade también unos granos de café y se tiene macerando unos 6 meses. En mi casa hacia el patxarán mi tía Magdalena y nada más hacerlo lo metía en el maletero del coche  porque decía  que le venía bien el movimiento. Mi tía andaba con el coche a todas partes y después de tenerlo una temporada viajando nos regalaba una botella a cada sobrino indicándonos que debíamos esperar hasta después de Navidad para colarlo y empezarlo a consumir.

patxaran-1l-249x300

Licoreras Vascas existe desde 1936 y hoy la empresa sigue elaborando un solo tipo de patxarán, siguiendo al dedillo la tradición familiar. Lo importante, ayer y hoy, radica en la selección de la fruta, una endrina que no esté en su punto exacto de madurez nunca producirá un patxaran muy bueno.
Olañeta es es 100% natural, tiene un sabor casero suave, se hace al modo tradicional: la endrina una vez seleccionada es introducida en los depósitos de maceración junto con el agua, azúcar y anís destilado. Se utilizan de 225 a 250 gramos por cada litro de patearan. Después sólo queda esperar a que todo se mezcle con tiempo y paciencia, para filtrarlo finalmente hasta en tres ocasiones, sin que se produzcan decantaciones. El color rojo intenso, nos indica que ha tenido una buena maceración, con una alta dosis de endrinas, su brillo intenso nos informa de su juventud, y la transparencia delata un filtrado perfecto.

Después de una buena comida en A los cuatro vientos pide una copita de patxarán y verás que rico

olañeta

 

Categories: conocenos mejor

Leave a reply